lunes, 23 de febrero de 2015

Mi visión del Taller de Informatización y Ciberseguridad en Cuba.

Durante la pasada semana, tuvo lugar en la Habana el Primer Taller de Informatización y Ciber-Seguridad cuyo objetivo fué perfilar las bases, objetivos principales y prioridades para el proceso de informatización de la sociedad cubana. En el Taller participaron mas de 11 mil especialistas de la rama, distribuidos en mas de 20 salones en todo el país conectados mediante teleconferencia o mediante un foro-debate hospedado en las web del Ministerio de las Comunicaciones.

En mi opinión, el Taller fué un éxito!


 (Vea aquí el resumen de lo acontecido por Cubadebate, Granma y Juventud Rebelde)

Con el slogan "Por una sociedad informatizada" un nuevo e inesperado discurso acompañaron los cuatro días de debate. Granma publicó: "...transcendió el imperativo de abogar por una informatización cada vez más segura e inclusiva, y ampliar la calidad y cantidad de los servicios informáticos." y de esa manera, el típico discurso sobre voluntad política, condiciones que lo permitan, creación de nuevos servicios inalcanzables para los ciudadanos, etc..que durante muchos años caracterizó el tema empezó a transformarse en "El Estado trabajará para que este recurso esté disponible, accesible y costeable para todos.", según expresó Diaz-Canel en su discurso de clausura.

Otra novedad fue la idea de crear una asociación nacional que uniera a todos los especialistas de la rama con el objetivo de incentivar la creatividad, el desarrollo, fomentar proyectos novedosos y facilitar la cooperación internacional. Me ha parecido una idea estupenda!

El Taller presentó las bases y prioridades de la informatización en Cuba, poniendo en claro que el acceso seguro y masivo a Internet es el elemento clave.


Por muchos años esperé, casi sin esperanzas, por una decisión de este tipo. La única opción disponible en el mundo actual, pues no se puede dar la espalda al desarrollo. Lo que  no me gustó mucho fue toda la parafernalia que rodeó el Taller.

En la noche de inauguración pasaron un reportaje después del noticiero, muy bueno y extenso en el que (no fuimos pocos los sorprendidos) se presentaba de una forma diferente, mas inclusiva, lógica, razonable, inteligente y normal, cuáles eran las principales necesidades de Cuba en temas de informatización y cuales serían los beneficios de una actualización tecnológica. Por primera vez se habló de la necesidad de acceder a Internet de manera segura y masiva, es decir: Internet desde las casas! El reportaje muy bueno, pero muy, muy atrasado... estamos en 2015 señores!


Por otra parte ETECSA lanzaba una promoción de reducción del 50% del precio de las tarjetas nautas para navegar en internet con el objetivo de hacer notar que el "gigante solitario" de las comunicaciones en Cuba apoyaba y acompañaba este Taller y sus ideas. No es que sean entes diferentes, pero bueno, es bueno ver como cada uno pone su granito. 

Y para alegrarnos aún más, un acuerdo entre ETECSA y una compañía norteamericana para establecer conexión directa entre los dos países se hizo público en los mismos días del Taller. 

-Tantas buenas noticias me hizo recordar el 17 de diciembre pasado. El 2015 está siendo un año para recordar y apenas estamos en el primer trimestre. Ya veremos que sigue.-

Pero con las glorias, no se pueden olvidar las memorias. Mucho menos se puede olvidar la realidad: La realidad es que hoy todavía los cubanos no podemos rentar una línea de internet para la casa a diferencia de los extranjeros residentes en Cuba, sean estudiantes, inmigrantes, repatriados. También es real que los puntos de acceso de ETECSA han sido muy caros e inaccesibles para los ciudadanos. Y es real que ha sido en febrero de 2015 que por primera vez se prueba mediante discurso oficial la intención de ofrecer de manera masiva y costeable el servicio en las casas.

No se puede olvidar que hubo un cable submarino que creó mucha expectativa en este mismo sentido y meses después desapareció como arte de magia. Y durante dos años ETECSA informó sobre esta inversión  menos veces que los dedos de mi mano y con menos de tres párrafos cada vez.

Hubo una idea en el discurso de Diaz-Canel, que a mi entender fue la más importante: 

Vice-presidente Diaz-Canel. Discurso de Clausura. Foto tomada de Juventud Rebelde
"Debemos entender que derecho y responsabilidad coexistirán. Hay una responsabilidad del Estado y la sociedad para que esto se haga efectivo, pero también presupone la convivencia con otros derechos fundamentales: el derecho a la información, la comunicación, la participación, la rendición social de cuentas, unido a la responsabilidad individual y colectiva."

Cuando dijo: "rendición social de cuentas" me gusta pensar que alguien tendrá que explicar que pasó durante tantos años con el cable submarino, si fué culpa de los yankees, de algún corrupto o de la ineficacia de nuestras empresas. Yo necesito saberlo, la gente necesita saber porque se nos decepcionó de esa forma. 

Conclusiones

Estoy muy feliz de ver como mi país empieza a hacer las cosas bien, con inteligencia y objetividad. El Taller sentó las bases de buenas prácticas en lo que se refiere a participación en la toma de decisiones. Es muy correcto que exista voluntad en el gobierno para el acceso masivo e inclusivo de los ciudadanos en internet. Muchos retos se nos avecinan, pero sin duda el bienestar social será el mayor beneficiado. 

Estoy conforme con el discurso del vicepresidente Diaz-Canel, lo felicito de corazón!

Estoy inconforme porque he presenciado una jugada demasiado planeada, calculada y triunfalista, porque en definitiva fue solo un Taller.